domingo, 4 de octubre de 2009

TRAICION DE JUDAS



DE LAS TRAICIONES
Y LAS REALIDADES
                                                           
En la nota “Los Mesías de Dios” que publiqué en diciembre de 2008, destaqué un párrafo relacionado con la supuesta traición de Judas a Jesucristo.
Forma parte de la serie “Reportaje al Diablo”, en la que este “Ser”  presentado por los profesionales de las religiones como “maligno”, aclara que en realidad es un Angel enviado por Dios al “In-fierno” (la esfera terráquea) para que tome nota de tantas atrocidades, maldades, crímenes y destrucciones ocasionados por el animal-humano.
La traición es un concepto realmente aborrecible, reprochable, indigno y lo más bajo de la “naturaleza humana”. Pero resulta que es más propio de la naturaleza “humana” que de la naturaleza “animal”, de la que también formamos parte. Concretamente, creo que los animales no traicionan como lo hacemos los animales-humanos.
“Cómo será que conocía (Jesús) en detalles lo que iba a ocurrir, porque todo formaba parte del mensaje que Dios le dio, que le pidió a Judas que lo denunciara, pese al gran amor que éste le profesaba, para que se cumpliera lo que tenía que ocurrir. Todo formaba parte del protocolo propio de la animal-humanidad, repleto de traiciones, engaños, delaciones, superioridades o dependencias, entre otras grandes características amorales, antiéticas e injustas. Lo notable es que después de “su muerte”, Jesús no murió realmente. ¿Piensas que planteo una doble interpretación intencional, o caigo en una contradicción? Como no puedo dar más detalles sobre ese tema en especial porque no me corresponde, que cada uno de ustedes saque sus propias conclusiones”.
El Judas histórico
Lo que pretendo destacar es que la historia fue cambiada por los grandes intereses relacionados con el poder terrenal y las religiones, y transformada en una gran falsedad.
El relato de Wikipedia (uno de los mejores y más grandes archivos que existen en la actualidad) destaca lo siguiente:
El Judas de Borges
En ese archivo se destaca también como “reivindicación de Judas” un trabajo de Jorge Luis Borges, y que además lo comenta muy bien para el diario La Nación un extraordinario periodista y escritor argentino como es Tomás Eloy Martínez:
El evangelio según Judas
En muchísimos sitios de Internet y publicaciones recientes se menciona la aparición de escritos antiguos sobre un evangelio “según Judas”, desconocido y sorprendente:

El “Beso de Judas”
También destacan algunos sitios cómo fue en realidad el pacto de Jesús con Judas, y el significado del “beso” que ya quedó como característica de las traiciones:
El Judas y Jesús reales
En tiempos muy próximos, para desvirtuar los relatos de los profesionales de las religiones (especialmente de la institución católica romana) que mintieron y engañaron en el transcurso de la historia para conseguir beneficios personales y de sus grupos sectarios, el verdadero Judas será reconocido por su gran amor a Jesús y por obedecer aún a desgano las instrucciones que recibió de su Maestro y Mesías, quien ya conocía su “destino” y su próximo paso a la “eternidad”.
Y lo más importante, que se desvirtuará el “invento” de la “virginidad religiosa” de María, madre de Jesús, quien realmente sí fue visitada por “la Arcángel Gabriela”, como enviada de “Dios, nuestro Ser Superior” (Jesús era en realidad nieto de José).
Gabriela tenía la misión de anunciarle el nacimiento de un “animal-humano” como todos nosotros, pero que se transformaría en el Mesías y nos transmitiría los nuevos mensajes de Dios para el pueblo de animales-humanos “judíos”.
Lamentablemente, nuestros padres y hermanos judíos no interpretaron los mensajes y aún esperan vanamente la llegada de algún nuevo Mesías, lo que no ocurrirá, ya que Dios, Jesús y los Ancianos reaparecerán con el rompimiento del Séptimo Sello mencionado en el Apocalypsis de Juan.